Bueno pues aquí en #ultimaoportunidad ya hay lluvia, niebla, viento y faltaba la luz. Cada vez falta menos para que me ponga ya con el juego. El hardware me está llevando más de lo normal porque me vine arriba totalmente 😂😂😂 cc: @PlanetaDebug @rotorstudio

3

"Our intention is to research the extent to which art and design can function as mediators of scales that translate the digital sublime into concrete images that are more digestible, as well as easy to understand and perceive."

https://raco.cat/index.php/Temes/article/view/390556?fbclid=IwAR286b1cpiREfuxC6SclD2tO-N9PiXC26z8dQJXNDA7_0LuzM5PMvBDuTEU#.YV7OFu6eZjs.facebook

En vez de garantizar los derechos básicos a la vivienda y la cultura, te ayudan a financiar a quien no está por garantizar estos derechos. ¿Que podría salir mal? 🤦

Load More...

THERO: CONNECTEDNESS AS AN OPTION

La conexión a Internet solía ser un acto consciente: requería hacer una llamada telefónica a través de un módem, esperar mientras la máquina emitía sus sonidos de chillidos peculiares y finalmente obtener acceso a un servidor remoto. Teniendo en cuenta este protocolo laborioso, tenía sentido describir la Web como un «ciberespacio», un entorno virtual claramente separado de la vida real. Hoy en día, estar conectado a Internet ya no es una opción [1] y, en lugar de una clara distinción entre en línea y fuera de línea, gestionamos diferentes estados de interacción con nuestra presencia en línea. Según Alexander Galloway y Eugene Thacker, «todos los discursos oficiales de la Web exigen que uno esté en línea y sea contabilizado, o fuera de línea y que todavía se tenga en cuenta» [2]. Obviamente, es posible apagar el router, poner los dispositivos en modo vuelo, cerrar sesión o borrar los perfiles de uno en las redes sociales, nunca más usar un navegador web. Muchas personas viven en este planeta sin conectarse nunca a Internet. Pero para aquellos que lo hacen, no hay una forma clara de administrar la conexión, ya que nuestros dispositivos intercambian datos constantemente y casi no podemos hacer un seguimiento de los rastros digitales que dejamos atrás. Además, como subrayaron Galloway y Thacker, este estado de conexión permanente implica que siempre estamos disponibles, listos para interactuar con otros usuarios y, al hacerlo, dispuestos a generar más contenido y proporcionar más datos a las redes sociales y plataformas en línea.

 

Los artistas españoles Román Torre y Ángeles Angulo reflexionan sobre las implicaciones de nuestro uso de conexiones de red en su último proyecto: THERO (2016) [3], un dispositivo concebido como una escultura, un enrutador, un software de código abierto y un objeto imprimible en 3D. Consiste en un mini ordenador Raspberry Pi3 que maneja la conexión a Internet de un usuario, colocada dentro de una carcasa en forma de cuboctaedro truncado. Las computadoras de escritorio, computadoras portátiles, tabletas y teléfonos inteligentes se pueden conectar a través de los puertos en una de sus facetas o a través de su propia red inalámbrica. THERO presenta una pieza móvil que actúa como un interruptor, lo que permite al usuario elegir entre cuatro niveles de conectividad girándolo. Estos niveles son descritos por los artistas de la siguiente manera:

0. Punto de acceso con algunas opciones de seguridad (alerta cuando se conectan nuevos dispositivos).
1. Punto de acceso como Tor Relay (tráfico cifrado).
2. Punto de acceso sin distracciones sociales (los sitios web sociales están bloqueados).
3. Blackout (solo se permite la navegación local).

 

Por lo tanto, el usuario puede elegir en cualquier momento cómo desea conectarse a la red, cada modo determina diferentes formas de intercambio de datos y diferentes niveles de privacidad. De esta manera, proporciona un control mucho mayor que la mayoría de los routers, pero lo que es más importante, hace que el usuario piense en el hecho de que navegar por la Web nunca consiste simplemente en obtener información, sino también en proporcionarla. Decidir si dar o no obtener y obtener acceso es un acto consciente, reforzado por la necesidad de manipular un objeto físico. La forma y la fisicalidad del objeto son elementos clave de THERO, ya que contrarresta la tendencia a hacer que las computadoras sean invisibles [4] y, en consecuencia, oculten las conexiones de red. Sentada en el escritorio, esta misteriosa escultura (que los artistas describen como un talismán) recuerda constantemente al usuario la existencia de un flujo de datos entre su computadora y muchos servidores remotos, así como la posibilidad de determinar cómo debe ser este flujo o Si no hay conexión en absoluto. En este sentido, es un dispositivo útil pero también un objeto cultural, cuya misma presencia invita tanto a la reflexión como a la acción. Otras obras de arte que abordan la conectividad contribuyen a ilustrar las ideas detrás de THERO: por un lado, Carnivore (2000) [5] del colectivo de artistas Radical Software Group, presentó la idea de crear obras de arte mediante la vigilancia en redes de datos y, por lo tanto, reflexionar sobre sus actividad oculta y planteando cuestiones sobre la privacidad; por otro lado, L’Enclave (2013) [6] de Grégory Chatonsky está concebida como una escultura en red que muestra los datos enviados desde una computadora en forma abstracta y juega con la presencia de un objeto misterioso que revela información privada en un Camino que es ilegible para los humanos. En línea con estas obras de arte, THERO continúa la discusión sobre nuestra incapacidad para controlar, o incluso entender, las implicaciones de nuestra conexión. Pero, lo que es más interesante, también se ha percibido como un producto comercial.

 

Torre y Angulo desarrollaron THERO con una beca de investigación de LABoral Centro de Arte y Creación Industrial (Gijón, España) y Telefónica I + D entre julio y noviembre de 2016. Publicaron abundante documentación sobre su idea y cada paso del proyecto y pudieron para presentar un prototipo a principios de 2017, en la Conferencia Data Transparency en Nueva York. Llamó la atención de medios especializados como Creative Applications o FastCo Design unos meses más tarde. Sin embargo, THERO ha hecho su aparición en medio de una creciente tendencia de routers que dicen proteger la privacidad del usuario, como Gryphon [7] y Flter [8] (ambos lanzados en Kickstarter en diciembre de 2016 y marzo de 2017, respectivamente) o el enrutador Core sorprendentemente similar de Norton [9] (disponible en pre-pedido). En este contexto, el proyecto de los artistas españoles ha sido revisado como una herramienta de privacidad en lugar de una obra de arte, una confusión que habla de su utilidad real, pero también de la tendencia a ignorar la relevancia cultural de la tecnología. En la siguiente conversación, les pregunté a los artistas sobre las cuestiones planteadas por sus obras de arte y su naturaleza híbrida como una escultura y una comodidad.

 

Pregunta. ¿Cuál es el propósito de THERO en el contexto de nuestra conectividad constante, perfecta y casi inconsciente?

 

R. Casi desde el primer concepto de la pieza, teníamos la clara intención de dar forma a una serie de reflexiones sobre el hecho de que Internet ya no es una entidad separada a la que elegimos conectar, y que nos hemos fusionado con ella en el punto de regalar algunas de nuestras habilidades cognitivas con la esperanza de mejorar otras. En este contexto, THERO pretende incorporar todas estas dudas y problemas, en busca de un uso más consciente y controlado de la red. Creemos que estar en línea no debe considerarse inevitable, y nos damos cuenta de que depende de nuestro esfuerzo continuo para navegar, publicar, compartir y gustar. Nuestra presencia en línea es relativa. Nos resistimos a la idea generalmente aceptada de que no hay vuelta atrás y, además, insistimos en que aceptar completamente la inevitabilidad de la red lleva a renunciar al derecho de decidir en todo momento sobre nuestra presencia en línea y los rastros que dejamos atrás. En este sentido, el valor de THERO como un objeto conectado en el contexto de un proyecto artístico es hacer que los espectadores reflexionen sobre qué grado de conexión es realmente inevitable. Lo que sucede dentro de la computadora cuando estamos en línea es principalmente invisible para nosotros y, por lo tanto, es importante proporcionar una herramienta que sea al mismo tiempo útil y visible: un objeto colocado en el escritorio, junto a la computadora, que podemos manipular en en cualquier momento.

 

P. THERO es, de hecho, un objeto muy peculiar. ¿Cómo trabajaste en su forma y materiales?

 

A. Desde el principio nos quedó claro que el objeto tenía que incorporar ciertas propiedades físicas y estéticas que le daban una presencia misteriosa. El objeto debía ser como un talismán, algo mágico, pero también relacionado con los mitos sobre la máquina que se han popularizado en las historias de ciencia ficción. También tenía que transmitir las ideas relacionadas con las cuestiones de privacidad e intercambio de datos, por ejemplo, el volumen de datos podría traducirse en el peso del objeto, ya que la forma geométrica se refería a la percepción de la red como un espacio abstracto e ideal. . El prototipo de concreto es un buen ejemplo de esto, ya que parece pesado y también está más cerca de una escultura que de un producto de consumo. Nunca quisimos ocultar el origen y la naturaleza del proyecto como directamente relacionado con dispositivos digitales y redes, y por esta razón el objeto se relaciona con la geometría y las matemáticas. Al trabajar con diferentes materiales, decidimos apegarnos a los procesos de fabricación que podrían llevarse a cabo con una impresora 3D o un cortador láser, ya que estas herramientas permiten crear prototipos que están lo suficientemente cerca de un producto de nivel industrial y pueden ser reproducidos por otros. , para mantener el proyecto 100% de código abierto. En contraste con los elementos de la pieza producidos digitalmente, también queríamos incluir una sensación más orgánica con texturas que se relacionan con los ambientes naturales. Por esta razón, decidimos trabajar en dos prototipos, uno que podría reproducirse fácilmente y otro que sería concebido como una escultura. Desarrollar el proceso de un revestimiento de concreto tomó la mayor parte de nuestro tiempo y, por lo tanto, terminamos usando ese material para la versión escultórica de la pieza.


P. Otro aspecto importante de la pieza es el hecho de que debe ser operado manualmente.

 

R. La idea de configurar THERO como un mediador que centralizaría todos los datos y conexiones significaba eliminar cualquier otra interfaz, dispositivo o aplicación que pudiera filtrar datos y también hacer que todo el proceso sea más complejo al requerir conexiones externas. Paradójicamente, reducir la interfaz a una pieza móvil del objeto no es realmente fácil de usar ni muy suave, pero creemos que es positivo que la interacción no sea tan gratificante. Las tendencias actuales en diseño de UX son en parte responsables de muchos de los problemas relacionados con la forma en que percibimos y actuamos en nuestro entorno: la facilidad de uso y el mínimo esfuerzo requerido para operar la mayoría de los dispositivos lleva a buscar interacciones similares con otros objetos, espacios y incluso la gente.

 

P. Si bien THERO protege la privacidad del usuario frente a personas externas, también puede convertirse en una herramienta de vigilancia en sí misma.

 

A. Sí, eso es bastante problemático. Si reducimos las opciones de interacción y conexión para mantener el control de nuestra información y datos, es lógico pensar que el dispositivo actúa como un grifo y controla los datos que se ejecutan a través de él. ¿Cómo resolver la confianza en esta máquina? Por medio de la lógica de código abierto, ofrece a los usuarios toda la documentación, los datos y el código para permitirles controlar la tecnología. Esto también permite a los desarrolladores utilizar THERO como plataforma para crear sus propias soluciones. En este sentido, es crucial utilizar hardware y software que se utilizan ampliamente en la comunidad de desarrolladores, como las mini computadoras Raspberry Pi con sistema operativo Linux y el software de encriptación creado por la comunidad de desarrolladores de la red TOR.

 

P. ¿Ha considerado el desarrollo de THERO como una plataforma para proyectos artísticos, de manera similar a Carnivore de RSG?

 

A. Sí, eso sería una gran idea. Sin embargo, más allá del desarrollo de THERO como prototipo, actualmente no creemos que podamos continuar evolucionando el proyecto a tiempo completo, ya que carecemos de fondos y hemos recibido varias propuestas para exhibir la pieza. Lo que estamos haciendo actualmente es trabajar con la comunidad HYPERLINK «http://Guifi.net/»Guifi.net para tener el software compatible con su red y poder usar THERO como un dispositivo de malla que permite crear redes locales . Siempre hemos pensado que el objeto podría ser la base para otros tipos de obras de arte y, de hecho, también se puede utilizar para generar retroalimentación visual. Así que todavía hay muchas formas de desarrollar este proyecto.

 

P. THERO ha sido revisado en medios especializados como un producto de consumo en lugar de una obra de arte. ¿Qué piensas sobre esto?

 

R. Aceptamos esto como un resultado natural del proyecto y, de hecho, nos encantaría ver que los objetos de arte se conviertan en dispositivos para el uso diario, si retienen el concepto que los hizo interesantes como obras de arte. Para esto, es necesario que haya más riesgo y libertad creativa en la industria, donde parece que el objetivo principal es satisfacer las necesidades percibidas o dictadas por el usuario. Sin embargo, es decepcionante que en algunos blogs el proyecto haya sido leído con tal banalidad. Para nosotros, THERO es un proyecto que nos ha llevado a reflejar e imaginar otros futuros, otros materiales y otras formas de desarrollar proyectos en estrecha relación con el producto de consumo. Para nosotros era importante que, además del concepto, el dispositivo pudiera funcionar, pero no estaba destinado a ser un producto comercial, ya que se ha desarrollado en un contexto artístico.

Hemos pensado en desarrollar una versión comercial, pero siempre estaría guiada por un enfoque de código abierto. Sin embargo, no estamos interesados en lanzar una campaña de Kickstarter y participar en toda la promoción del proyecto. Necesita tiempo y dedicación para centrarse en la producción de dicho producto y actualmente no consideramos ir en esta dirección. En realidad, creemos que hemos inspirado algunos de los enrutadores que se están desarrollando últimamente, como el Norton Core Router, que se lanzó poco después de THERO por personas que conocían el proyecto cuando se presentó en Nueva York y comparten la mayoría de sus ideas principales. y su apariencia visual.

 

 

Pau Waelder

Crítico de arte, comisario e investigador. Doctor en Sociedad de la Información y el Conocimiento, Universitat Oberta de Catalunya (UOC), profesor de Artes y Humanidades en la UOC. Sus proyectos curatoriales recientes incluyen las exposiciones All Changes Saved, Real Time, Remote Signals y Extimacy. Art, intimacy and technology. Ha publicado artículos y ensayos en revistas de arte contemporáneo y revistas revisadas por pares. Actualmente es editor de Media Art en la revista art.es, editor y escritor de Art Matters and Design Matters (UOC).

pauwaelder.com

 

Notas.
[1] Hito Steyerl (2015). Too Much World: Is the Internet Dead?, in: Julieta Aranda, Brian Kuan Wood, Anton Vidokle, (eds.). The Internet Does Not Exist. Berlin: Sternberg Press, p.11.
[2] Alexander Galloway and Eugene Thacker (2007). The Exploit. A Theory of Networks. Minneapolis–London: University of Minnesota Press, p.126.
[3] Thero. Roman Torre. Retrieved from: https://www.romantorre.net/portfolio-item/thero/
[4] Olia Lialina (2012, October). Turing Complete User. Contemporary Home Computing. Retrieved from: http://contemporary-home-computing.org/turing-complete-user/
[5] Carnivore. Radical Software Group. Retrieved from: http://r-s-g.org/carnivore/
[6] L’Enclave. Gregory Chatonsky. Retrieved from: http://chatonsky.net/enclave/
[7] Gryphon: Smart WiFi Router to Protect the Connected Family. Kickstarter. Retrieved from: https://www.kickstarter.com/projects/gryphonconnect/gryphon-simple-safe-super-fast-wifi-for-modern-fam
[8] Flter: Privacy & Security Router. Kickstarter. Retrieved from: https://www.kickstarter.com/projects/flter/flter-privacy-and-security-router
[9] Norton Core Router. Symantec Corporation. Retrieved from: https://us.norton.com/core